Skip to Content

Transparència en el sector privat

La Transparència no hauria de ser d’obligat compliment només per a les entitats públiques

L’actual crisi econòmica va tenir el seu origen en errors fonamentals en relació amb la Transparència, el retiment de comptes, la responsabilitat i la visió a curt termini. Per exemple, moltes entitats bancàries no detallaven la conformació dels seus actius i moltes empreses compraven aquests fons sense demanar més informació. Així va començar tot…

Tots els estaments polítics de la Unió Europea es mostren firmament partidaris de la Responsabilitat Social Corporativa (RSC) com a element indispensable per a restablir la confiança perduda necessària per una recuperació econòmica sostenible. La Transparència s’ha invocat com el principal instrument pel retiment de comptes empresarial.

transparència

Són molts els estàndards que formen part de la RSC. Des dels factors ASG (Ambientals, Socials i de Governança) fins a les diferents versions de memòries de sostenibilitat (GRI), els informes de governs corporatius i les normes d’informació financera, entre d’altres. Tota aquesta informació és integrada en informes que, malgrat el seu grau de sofisticació, no exprimeixen les possibilitats del retiment de comptes. Això, és degut a que els canals de comunicació no solen ser els adequats pel públic objectiu o interessat i a que les possibilitat de tractament d’aquesta informació solen ser limitades. A més, en la majoria dels casos, aquests canals no són ni fluids ni suficientment operatius i falla la bilateralitat en la interlocució amb els accionistes i la societat en general.

En aquest context, un plantejament d’open data aplicat a la Transparència de les RSC, ofereix l’oportunitat d’accedir a dades empresarials més enllà de l’informe empresarial. Aplicant eines de Transparència es podrà avançar cap a una construcció activa de la RSC i possiblement a minorar o, en el millor dels casos, evitar crisis com les passades.

Joan de la Encarnación. Business Advisor de desideDatum

Open data: much beyond accountability

This article was originally published on May 17, 2016 by Marc Garriga, in the International Open Data Congress (IODC) blog:

Usually, when someone hears the words “open data,” what comes to mind is public sector data and, more specifically, data related with accountability for the citizens or focusing on public sector transparency for society.

 

This is understandable and, besides, totally right. Undoubtedly, we can give transparency to our public sector through the release of data, contributing to what Alberto Ortiz de Zarate defined as “Collaborative Transparency.

 

But many more needs can be covered with the release of data. We can release other public data such as, see, traffic data, providing a better mobility in the cities with the reuse of those data by private companies. This is the case of Waze, the application that completely transformed mobility between two points thanks to the smart management and generation of traffic data. The Tel Aviv (Israel) city council released data related with closed roads; thanks to the reuse of these data, Waze users could reduce driving time by 19%. We can also release other public data such as the location of traffic tickets to detect black spots in traffic signs and improve it (as occurred in New York City).

 

But we can go even further…we can and we must.

 

Why not using data release technology for other uses far from the traditional perspective of open data?

 

For example, the newspaper L`Équipe, one of the main sports newspapers in France, offers a nutrition and sports service. This service offers recipes for athletes (according to the ingredients you want to eat and other variables). This service is based on open data technology (although, visually, it does not seem so).

 

Another excellent case is that of the company Climate Corporation (currently in the Monsanto Group). This company offers insurances concerning weather forecast, especially for the agricultural sector. This forecast is made, in part, thanks to open data by the meteorological agencies. Their clients –mostly farmers– are not aware of what open data are; however, thanks to them, they are benefiting from quality insurances.

 

Companies also consume open data in Spain. For example, Eixos supplements open data – Cadastro data, among other sources– with their own data to provide services of analysis of the urban economic fabric.

 

The common characteristic between these three examples is that they have focused on managing open data consumption efficiently with a clear objective: offering a service that meets a specific need.

 

But we can go even further…we can and we must.

Why not using data release internally?

Why not using “selective data release”? The following are two examples of opening data selectively:

 

  • Releasing data with our providers/clients. We can use open data technology to share with our clients their consumption levels of our services.
  • Releasing data internally among employees of our organization. This would be open data within the limits of the organization, and this can be quite big, as is the case with multinational corporations.

Who said open data had to be offered to the whole society? Open data technology can be used to provide data to the whole society or just part of it (our clients, providers, employees or members of our neighborhood association).

 

In sum, we are just in the prologue to this suggestive book called “Open Data,” which surely will become a best seller.

Sin transparencia no hay democracia

En la última edición del Congreso Nacional de Innovación y Servicios Públicos (CNIS) hubo una interesante mesa redonda acerca de la aplicación práctica de las actuales leyes de transparencia en los diferentes niveles de la administración pública: local, autonómica y nacional.

Marc Garriga fue el último en participar en dicha mesa, intentó dar una visión externa (el resto de miembros de la mesa eran de administraciones públicas) como experto que asesora a las administraciones públicas (de cualquier tamaña y nivel) a ser transparentes. Y remarcó lo de SER transparentes, o sea, que la Administración no se centre sólo en cumplir la ley (sea nacional o autonómica) sino que tiene que ir mucho más allá y conseguir que nuestra Administración sea transparente (interna y externamente).

Dicho de otra forma, no se trata de llevar este reto a sólo el ámbito jurídico o incluso llevarlo sólo a un mero listado de ítems y ver qué cumplimos y qué no. Se trata de transformar nuestro sector público en un sector transparente, se trata de SER transparentes. Si lo somos, entonces cumpliremos – con creces – todas las leyes de transparencia.

Transparency

Fruto de este trabajo de asesoría para varias administraciones, Marc Garriga expuso las principales conclusiones a las que ha llegado:

· La primera conclusión es la que ya hemos comentado: Cumplir la ley de transparencia no garantiza ser una Administración transparente. En cambio lo contrario sí, si conseguimos una Administración que sea realmente transparente entonces seguro que cumplimos la ley y mucho más.

· La segunda conclusión es que nuestras administraciones públicas, en general, carecen de una buena gestión de la información. Ello provoca que intentar abrir la institución para que sea más transparente es costoso e incluso insostenible en algunos casos (tercera conclusión). Por ello es mucho mejor primero instaurar una política interna de gestión de la información y después abrir ésta.

· Es una constatación, nuestros profesionales gestores de la información no han conseguido – por los motivos que sean – que impregne en nuestros dirigentes que la gestión de la información es básica para tener administraciones eficientes (además de transparentes).

· La cuarta conclusión es la necesidad de implicar a los trabajadores públicos (a todos) si queremos que nuestra Administración sea transparente. Este proceso es un cambio de paradigma, un cambio de la forma de ser y de actuar, no se concibe un cambio de tan calado sin involucrar – desde el inicio – a los trabajadores públicos.

· La quinta conclusión es dejar claro que los procesos de transparencia son, ante todo, procesos organizativos. Es importante seleccionar una buena herramienta tecnológica, pero es mucho más necesario saber organizarse internamente y entre administraciones para que la transparencia sea factible.

· La sexta conclusión es la criticidad del lenguaje utilizado. Si queremos que nuestra Administración sea transparente “de verdad” entonces no podemos utilizar el lenguaje administrativo, debemos utilizar un lenguaje comprensible para la ciudadanía. Aquí es donde hay que tener en cuenta iniciativas pedagógicas para explicar qué es y cómo funciona internamente la Administración. Durante muchos años la ciudadanía ha percibido a la Administración como una “caja negra”, es el momento de abrir dicha caja y explicar qué contiene y cómo se rige.

· La séptima conclusión es la obligación de proporcionar contexto a la información que abrimos al ciudadano. Sin contexto (evolutivo y/o entre otras AAPP) es imposible poder contrastar los datos y alcanzar una transparencia real. En el fondo parte del problema proviene de lo que comentábamos antes: la ciudadanía tiene un gran desconocimiento de la Administración, por ello no sólo hay que aplicar iniciativas pedagógicas sino también proporcionar contexto que ayude a entender la información que se transparenta.

· La octava y última conclusión es proporcionar no sólo la información a la ciudadanía sino también los datos en que se sustenta dicha información. Dicho de otra manera, no sólo proporcionar el pastel (información) sino también los ingredientes (datos) para que la ciudadanía pueda llegar a sus propias conclusiones, llegar a hacer sus propios pasteles.

Conviene abordar estos ocho retos si queremos una transparencia real en nuestra Administración dado que, como dice José Molina (presidente del Consejo de Transparencia de la Región de Murcia), “Sin transparencia no hay democracia“.

Los pilares y las actuaciones del gobierno abierto

Cuando hablamos de Gobierno Abierto nos encontramos con múltiples definiciones y diferentes planteamientos sobre cuáles son sus pilares. Quiero compartir una reflexión sobre los mismos, sin querer sentar cátedra en ningún momento.

El modelo más conocido y utilizado es el que se refiere a “Transparencia, Participación y Colaboración” como los pilares del gobierno abierto. El impulso de Barack Obama a través del Memorando sobre Transparencia y Gobierno abierto del 21 de enero de 2009, marcó un antes y después. En este modelo lo más difícil es separar dónde termina la participación y dónde comienza la colaboración. Esto ocurre cuando uno deja de realizar propuestas y empieza a ejecutar los trabajos que se derivan de las políticas públicas, pero no siempre está claro dónde está la línea que marca dicha frontera.

Quizá, derivado de este punto, otros modelos como el que define Access Info en sus estándares del gobierno abierto no realizan tal distinción sino que lo unen e incorporan un nuevo pilar al modelo: la rendición de cuentas.

Pilares del gobierno Abierto según Access Info. Fuente: http://www.opengovstandards.org/index.php?idioma=es

Pilares del gobierno Abierto según Access Info. Fuente: http://www.opengovstandards.org/index.php?idioma=es

La propia rendición de cuentas es el pilar menos explorado hasta ahora, sin lugar a dudas, al menos en lo que se refiere a las iniciativas que se están llevan a cabo en España.

Otros modelos como el del propio Open Government Partnership incorporan a este último el pilar de “Tecnología e Innovación”. En este sentido, no tengo tan claro que sea un pilar sino más bien un elemento habilitador.

En cualquier caso, más allá de unos u otros planteamientos (no creo que se pueda decir que uno es absolutamente mejor que otro), lo importante es que detrás de los mismos hayan actuaciones que lo lleven al efecto. Actuaciones que podremos encajar claramente en uno de los pilares o que toquen varios de ellos, como pueden ser una iniciativa de datos abiertos.

En definitiva, los pilares y las actuaciones deben ayudarnos para tener una visión de conjunto que ayuden a tener gobiernos más abiertos, más allá de poner en marcha medidas inconexas sin tener claro el objetivo que se persigue.

Antonio Ibáñez Pascual. Jefe de Servicio del SIAU y la Web Corporativa en Junta de Castilla y León

Bienvenidos a vuestro blog

Welcome

Fuente: Jimmy_JoeFlickr.com

“Si quieres llegar rápido, camina solo. Si quieres llegar lejos, camina en grupo”.  Proverbio africano.

Es evidente que estamos en un punto de inflexión en relación a las políticas de apertura de nuestras administraciones públicas (y de las organizaciones en general).

Nos encontramos que actualmente ya existen muchas concejalías denominadas de Gobierno Abierto o de “apertura” o de “transparencia” en nuestras administraciones locales. Lo mismo sucede a nivel autonómico. Esto sucede gracias a la creciente presión social para conocer más nuestro sector público e incluso cómo actúa internamente dicho sector. Los ciudadanos ya no ven a nuestras administraciones como “cajas negras” donde no se puede ver qué hay dentro.

En desideDatum hemos pasado de tener que explicar primero qué es esto de un gobierno abierto, qué es la transparencia, qué significa involucrar al ciudadano en el día a día de la Administración… a “sólo” tener que explicar nuestros servicios. Nos encontramos que, aunque aún de forma deficiente, ya son conocidos los conceptos relacionados con la apertura de las instituciones públicas (y de aquellas organizaciones que están relacionadas con el sector público).

Hemos pasado de tener que ayudar a “crear” un mercado para nuestra empresa a, poco a poco, ofrecer servicios para un mercado “real”. Las personas que hay detrás de desideDatum somos personas que, ante todo, defendemos el sector público (“nuestro” sector), estamos absolutamente convencidos que el sector público debe abrirse e involucrar al ciudadano, o no será.

Por todo ello, a finales del año pasado decidimos dar un fuerte empuje a la empresa con la entrada de nuevos socios. Como dice el proverbio africano, lo que nos interesa es sobretodo llegar lejos y, si es posible, conjuntamente con nuestros clientes, empleados, colaboradores y persones afines. Estamos decididos a crecer ampliando nuestra cartera de servicios, ampliando nuestros clientes, ampliando nuestro territorio de trabajo, ampliando nuestros colaboradores… ampliar y crecer son de los verbos más utilizados últimamente en las reuniones estratégicas de la empresa.

Uno de nuestros ejes de comunicación será este blog. Queremos que sea un lugar de debate acerca de la apertura de nuestras administraciones, un lugar dónde conversar, un lugar donde profesionales del sector (no sólo trabajadores de desideDatum) opinarán acerca de lo que crean oportuno, siempre relacionado con dicha apertura.

Os animamos a participar en este blog: con vuestros artículos y/o comentarios, dinamizándolo en las redes sociales, haciendo que este blog sea vuestro blog.

Gracias por acompañarnos en este largo viaje,

Marc Garriga. Fundador y CEO de desideDatum.

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies